La Flor del desierto somalí

Somalia, ese país que nos causa vergüenza ajena, ese lugar del cuerno de África al que castigamos con la hambruna es el país natal de Waris (significa “Flor del Desierto”) Dirie.

Como su compatriota Iman, Dirie llegó a ser una top model. Los inicios de ambas fueron bien distintos.

Waris_Dirie_UNDirie nació en una familia de nómadas en Somalia, a los 3 años sufrió una mutilación genital, una ablación de clítoris.

A los 13 años fue entregada a un hombre mucho mayor que ella en un matrimonio arreglado.

Huyó y escapó a Londres donde donde trabajó en McDonald’s antes de convertirse en una supermodelo, la primera mujer de raza negra portada de Vogue y una chica Bond.

80-bild-vogue-cover-1991

En 1997 confiesa por primera vez en una entrevista a la revista Marie Claire la mutilación genital que sufrió a los 3 años y desde entonces el dolor de esa experiencia la ha llevado a intentar ayudar a esas 150 millones de mujeres que aún hoy día sufren esa vejación, 6000 niñas son mutiladas cada día.

Waris Dirie, activista y embajadora de la ONU tiene su propia fundación donde lucha por erradicar definitivamente esta práctica inhumana.

Cuando le preguntaron si confiaba en los resultados de estas campañas en una entrevista para Times, Dirie contestaba:

“[…] things move slowly […] But apartheid was ended in South Africa — it can happen.
[…] los cambios son lentos […] Pero el apartheid fue abolido en Sudáfrica — es posible.”

La historia de Waris ha dado para un biopic titulado así “Flor del Desierto” basado en el best-seller autobiográfico del mismo nombre que publicó en 1998 y coproducida por ella misma.

Este es un fragmento de la película donde denuncia la ablación:

Esta entrada fue publicada en cáncer y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La Flor del desierto somalí

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Un logotipo para los Derechos Humanos | ceslava - Diseño y Formación

  3. Pingback: Un sanitario para todo el mundo, en todas partes | La Leyenda de Caillou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.