Un brindis por mi tía Mari

Si me notáis ausente, con la mirada perdida y pensativo perdonadme pero es que estoy pensando en mi tía Mari.

Mi tía Mari, la de la sonrisa eterna y contagiosa, esa que luchó 8 años contra el cáncer sin una sola queja, sin darle protagonismo, esa que estaba por y para los demás. Esa, mi tía Mari, se nos fue.

Se fue sabiéndose luchadora y admirada pero sobre todo se fue sabiéndose querida, muy pero que muy querida.

No nos deja un vacío, nos deja llenos, llenos de recuerdos de agradecimiento a su energía, simpatía y generosidad, nos deja llenos de ganas de recordarla, de mirar sus fotos, de pensar en ella y contagiarnos de su dulce mirada y de su sonrisa eterna.

tita-mari

Brindo por ti tita, te quiero muchísimo.

Esta entrada fue publicada en caillou. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Un brindis por mi tía Mari

  1. Paloma dice:

    Todos Brindamos por la Tita Mari;
    Porque sin pretenderlo la tita Mari nos unió.
    Todo comenzó sin dramas, una imagen de un chico rapándose la cabeza homenajeando así a su tita, cuando vi esa imagen me dije que gran mujer tiene que ser para que su sobrino haga esto y que gran hombre tiene que ser este chico.
    No me equivocaba, a veces los ángeles sabes que existen en la tierra solo por la luz que desprenden.
    Gracias Tita Mari…

  2. Ojalá todo el mundo tuviera la oportunidad de disfrutar a una tía Mari como la tuya, nuestra. Porque la tía Mari era tan especial que a través de tí consiguió tener más sobrinos de los que ella pensaba. ¡Y todos pelones! Nadie mejor que tú para seguir homenajeándola como hasta ahora. Por ella, por todos, a tu vera siempre, cons.

  3. maru dice:

    Chin – chin por ella

  4. Luis dice:

    Tu tía Mari,como todo lo bueno en esta vida,deja poso.

  5. Víctor Guillermo Figueroa Molina dice:

    Todos nos unimos a ese brindis hacia el cielo amigo Cristian.
    Mucha fuerza para toda la familia y un abrazo muy fuerte para ti.

    Víctor Figueroa

  6. may dice:

    Por supuesto que brindo por ella. Todos tenemos o conocemos a alguna “Tita Mari” aunque no lleve el mismo parentesco o nombre. Un abrazo a la familia.

  7. Teresa dice:

    Brindo contigo porque me llega hondo esa gran admiracion y cariño que sentias por tu tia, que por como la describes era una persona especial de esas que nos perduran para siempre en la mente y el corazon.

  8. Rosario dice:

    Brindo contigo por tu tía, que fue motor para ti. Un abrazo, Cristian

  9. Migue dice:

    Como ya te dije, lo siento mucho por ti,por tu madre….por todos. La vida es así de injusta y ante eso sólo queda lamentarnos o seguir luchando, y seguramente ese sea tu camino y ojalá algún día yo tenga esa fuerza que tienes tú. Un abrazo

  10. Tere y Joaquín dice:

    También nosotros queremos brindar por tu tía Mari en ese merecido homenaje que tú le haces confirmando que efectivamente, fue una extraordinaria luchadora y de una sonrisa generosa llena de bondad y alegría, siendo ejemplo de sacrificio pues en la enfermedad, fue capaz sin protagonismo alguno, de luchar tenaz a lo largo de ocho largos años llevando su drama con resignación y alegría.
    Brindamos por ella.

  11. Buenas tardes

    Duros momentos. Un brindis por ella por descontado. Quedaos sobre todo con lo bueno ya que siempre será parte de los que la conocíais, y eso es lo bonito.

    Ánimo.

  12. Todo lo que pueda decirte ahora está de más así que simplemente me uno al brindis por tu tia Mari y te envío mucha energía positiva y un enorme abrazo Cristian.

  13. Pingback: 4º Aniversario de la Leyenda de Caillou | David Martín Surroca

  14. Pingback: Mi padre, el hombre del año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *