Cuando no te toca de cerca también debería tocarte #DonaMedula

Se dice que estamos insensibilizados ante las malas noticias, hambre, guerras, catástrofes naturales, etc. pueblan los medios de comunicación. Esta supuesta “sobresaturación” nos hace inmunes ante eventos que otrora nos conmovían.

Cuando estudiaba periodismo aprendí que la fuerza de una noticia era directamente proporcional a su cercanía geográfica y temporal. Es decir, el asesinato de una mujer en la India en 1980 no tiene la misma fuerza que el de tu vecina ayer. ¿Es esto así? ¿Por qué somos egoístas si no nos toca cerca? ¿Por qué preocuparnos de la hambruna en África? o a lo que voy ¿por qué preocuparnos de los enfermos de cáncer si ni yo ni mis familiares lo sufren? ¿por qué perder unos minutos de mi día en hacerme donante de médula con un poco de mi sangre si ningún familiar o amigo lo necesita?

Hoy la noticia es que Monika (derecha), amiga de Janire Rivera, ha muerto. ¿Nos debe tocar si no la conocíamos? ¿Nos debemos empatizar con el cáncer si es algo ajeno a nuestras vidas? Sobre todo si es una noticia triste que nos hace pasar un mal trago para qué saberla, sigamos con nuestra vida, tranquila y de momento saludable.

janire-moni

Lo diferente en esta ocasión, al igual que en muchos otros casos (violencia de género, hambre, injusticia) es que si nos dejamos tocar por el hecho se nos puede despertar las ganas de que no se repita. Podemos compartir el dolor como algo positivo, un resorte que nos saque de esas preocupaciones mundanas y que nos den un valor y un sitio en la manada como diría Punset.

El empujón de la muerte de Moni sólo tiene una dirección: #DonaMedula. Por ella, por Janire y por todos los que esperan su donante.

Esta entrada fue publicada en cáncer y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cuando no te toca de cerca también debería tocarte #DonaMedula

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. No me da vergüenza reconocerlo: hoy he llorado.
    ¿porqué lloraba por una desconocida? pues es bien simple, porque esa desconocida podía haber sido una amiga mia… porque se por lo que estará pasando su familia, porque la lucha por la vida te da otra perspectiva del sufrimiento y se vuelve cercano… al igual que una sonrisa también se disfruta mas… la cara y la cruz de una enfermedad que nos quita y nos da a la vez.

    Además tristemente te tengo que dar la razón en eso de que cuanto mas cerca mas nos afecta y cuanto mas lejos menos nos preocupamos. Quizá que esa chica sea del pueblo de al lado mio y que seguramente cuando vaya a su funeral vea muchas caras conocidas no ayude mucho a esta teoría que ojalá pudiésemos desterrar…

    Hoy mas que nunca un beso enorme a Janire que está pasándolo mal, y por supuesto a toda la familia de Monica.

  3. ceslava dice:

    Vergüenza dan muchas cosas, llorar nunca.

    Sé que si no hubiera sido del pueblo de al lado no te hubiese tocado tanto pero seguro que mucho. Y tengo pruebas Ainara, tanto tú como Janire como todos los pelones peleones si algo tenéis en común es que no os miráis sólo vuestro ombligo.

    Besos para ti, Janire y la familia. Ánimo y fuerza.

  4. Yo también he llorado por ella, por lo injusto de su muerte, por esa madre que ha perdido una hija, porque esto duele y mucho. Pero nosotros tenemos la posiblidad de convertir tanto sufrimiento en algo bueno: gritar más fuerte, subir más alto, llegar más lejos con nuestro #donamedula. ¡Adelante, chicos!

    Janire abrazo reconfortante para tí y para esa familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *